COMITE INTERNACIONAL POR LA PAZ, LA JUSTICIA Y LA DIGNIDAD

COMITE INTERNACIONAL POR LA PAZ, LA JUSTICIA Y LA DIGNIDAD

El resultado electoral en Brasil ubicará en la presidencia del país más grande de América Latina a un miembro del ejército que reivindica la tortura, la cárcel y la muerte de los oscuros años de la dictadura militar brasileña.

El neofascista Jair Messias Bolsonaro, egresado de la Escuela de Educación Física del Ejército con el grado de capitán, especialista en amenazas y proferir insultos que avergüenzan por su racismo, homofobia y misoginia, ha ganado las elecciones con el histórico líder del país Luiz Inacio Lula Da Silva preso sin evidencia alguna y proscripto para disputar la presidencia.

Tuvieron que despojar del poder a Dilma Rousseff en el 2016, lanzar una persecución judicial a Lula en el 2017, encarcelarlo, intentar amordazarlo y proscribirlo en el 2018; demonizar al PT, perseguir a sus militantes, proyectar una campaña de mentiras absurda hasta el ridículo, pero propagadas meticulosamente por los medios hegemónicos y las redes sociales, para lograr imponer al fascista capitán.

Con la misma matriz con la que se preparó la campaña de Donald Trump se orquestó la de Brasil. La mano de Steve Bannon, hoy también asesor del fascismo en Europa, está allí junto a la del senador Marco Rubio, sufragados por los millones que desplegó la Casa Blanca. Las iglesias pentecostales hicieron un arduo trabajo sobre la juventud y los sectores más atrasados de la población brasileña que celebró anoche el desfile de militares al grito de “Viva la Dictadura”.

El odio del inculto capitán que logró la presidencia complaciendo las pretensiones de la oligarquía brasileña, choca contra la nobleza del profesor universitario Fernando Haddad, ex ministro de Educación del gobierno de Lula, que en solo dos meses de campaña obtuvo 46.8 millones de votos. Abrazamos a Fernando Haddad y la militancia del PT por su enorme esfuerzo y a Lula por su digna resistencia.

Llamamos a la conciencia de todos, a redoblar la solidaridad internacional por la libertad de Lula, en apoyo al Partido de los Trabajadores, el Movimiento de los Sin Tierra, los sectores LGTB y todos los que resistirán los planes de hambre, persecución y falta de libertades en Brasil.

América Latina corre serio peligro de reeditar un nuevo Plan Cóndor. Se estrecha el cerco sobre Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y El Salvador. Es hora de conformar una gran Frente Antifascista que pueda retomar el curso que trazaron Fidel y Chávez.

Que este duro golpe no desmoralice nuestras fuerzas. Resistir en unidad de acción hasta vencer, esa es la consigna.

Libertad a Lula! Solidaridad con los que luchan y resisten. No Pasarán!

Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos

29 de octubre de 2018

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: