El genio escritor, Emil Cerda, dice que Sarah Hernández es la única que puede ser llamada periodista, en la República Dominicana

El genio escritor, Emil Cerda, dice que Sarah Hernández es la única que puede ser llamada periodista, en la República Dominicana

El polímata, Emil Cerda, de quien se habla tanto en los medios, confesó que Sarah Hernández, es la única digna de ser llamada periodista, que Rafael Herrera estaría de acuerdo con él. 

EMIL CERDA, LEYENDO LA BIBLIA, EL PEQUEÑO LAROUSSE, Y EL LAROUSEE ANTÓNIMOS Y SINÓNIMOS. FOTO TOMADA POR SU FOTÓGRAFO Y AMIGO DE LA INFANCIA: JUAN MIGUEL PEÑA.

Dicho polifacético nos expresa el trato de dicha periodista hacia su persona. Tanto así, que le dedicó un poema, llamado: A Sarah Hernández; así cambiando su manera de escribir de lo habitual, enseñándonos de qué es capaz, haciendo una sextina; una composición literaria de arte mayor, de 39 versos, de 6 estrofas en sextillas, finalizadas en un terceto, mayormente escritas en decasílabos. Este poema lo escribió después del poema: A Junot Díaz; donde expresa su amor hacia Sarah, y del apoyo que ésta le brindó, sin tapujos alguno. La estructura de dicha poema, introducida al habla hispana, por Arnaut Daniel, es dicha forma: ABCDEF – FAEBDC – CFDABE – ECBFAD – DEACFB – BDFECA. 

Después de hablarle de los demás periodistas, Emil Cerda mostró una cara de nostalgia, dado que recordó, y nos contó, cómo un periodista de cierto periódico prestigioso, le había dicho que estaba en otro país; y Emil, después de que lo atracaran y entrara a dicho periódico, lo vio sentado en una de las butacas, redactando una noticia. 

Emil Cerda, o Emil Cerda Demorizi (ya que éste es familia de Emilio Rodríguez Demorizi, el escritor dominicano con más obras escritas en su país), dice que como una periodista como Sarah, no hay ninguna; de que si no fuera por ella, él seguiría pensando que los periodistas eran formados por semen de andróminas. En dicha entrevista, en el Bar Café de las Letras, en la Feria Internacional del Libro, en República Dominicana; Emil expresó de que está un poco “loco”, por leer a diario el diccionario, y leer aun no queriendo hacerlo (él mismo afirmó que no le gusta leer).

Cuando ella le preguntó su escritor favorito y afición, éste contestó de que le pertenece a Góngora, la cual es su padre literario. Después de la entrevista, Emil vio, en la grama, a unos chicos sentados, con libros a su lado, y uno de ellos, parado, recitando un poema, con una altavoz blanco. Esto le produjo nostalgia, dado que era la misma situación de él y los medios. 

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: