¿Es recomendable usar faja durante el embarazo?

¿Es recomendable usar faja durante el embarazo?

La faja en el embarazo es muy recomendable para facilitar la movilidad y obtener ayuda extra para soportar los dolores lumbares ocasionados por el peso de la barriga.

También para mejorar la postura, generar un soporte extra y asegurar su continuidad sin problemas.

Al acercarse las últimas semanas, la madre puede estar muy activa preparando todo para la llegada del bebé, de esa manera puede forzar demasiado la musculatura pudiendo producirse alguna molesta, lesión, o episodios dolorosos.

Los expertos aconsejan usar la faja cuando sea realmente necesario. Generalmente a partir de la semana 25, cuando empiezan a aumentar de peso y comienzan a aparecer las molestias en la espalda y las piernas.

Beneficios de la faja durante el embarazo

Mantiene la zona de tu espalda protegida, aumenta la circulación y beneficia a disminuir la aparición de calambres en las piernas. Cualquiera sea el diseño que decidas usar todas aportan múltiples beneficios para tu salud y la de tu bebé.

  • Corrige y mejora la postura manteniendo la espalda recta.
  • Se adapta al crecimiento paulatino de la barriga.
  • Alivia los dolores de espalda y lumbago.
  • Disminuye la compresión que realiza el bebé sobre la zona pélvica.
  • Se adaptan a todos los movimientos durante el embarazo.
  • Son fáciles de poner y quitar.

 

Recomendaciones

  • Debes de buscar la faja adecuada para ti. Consulta a tu médico cuál se adapta mejor a tus necesidades. Ellos te deben recomendar la mejor manera de usarla.
  • El uso excesivo de la faja puede hacer perder tono muscular en los abdominales, por eso se recomienda un uso continuado de la faja sólo puntual, recomendado por el médico.
  • La función de la faja es sujetar no presionar.
  • Lo ideal es que el material sea algodón o un material suave que no lastime la piel.
  • La talla debe ser adecuada a tu cuerpo, si la eliges mal, se puede estirar o cambiar su forma con el tiempo, perdiendo el nivel de soporte y el apoyo que tenían en un principio.

 

 

Usar faja después del embarazo

También tiene sus beneficios como permitir que la piel no quede flácida, ayudar a los órganos que se movieron volver a su sitio, mejorar la postura, ayudar a nuestro abdomen a recuperar su posición más rápidamente.

Recomendamos que, ante cualquier duda, se consulte con el médico de confianza o ginecólogo.

Imágenes: Lukalula, Pinterest

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE BELLEZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: