La polémica de Vettel y el pesaje se salda con una reprimenda

La polémica de Vettel y el pesaje se salda con una reprimenda

Sebastian Vettel protagonizó uno de los sucesos más controvertidos de la clasificación del Gran Premio de Brasil. El alemán fue llamado para llevar a cabo el procedimiento de pesaje durante la Q2 en una decisión que molestó al piloto. Vettel se dirigió a toda prisa a la zona de pesaje, llegando a subir a la báscula usando la potencia del motor, sin llegar a apagarlo. Una vez completó el proceso, Vettel metió prisa a los técnicos para salir de la báscula cuanto antes.

Durante esta apresurada acción, Vettel destrozó la báscula del pesaje. Los comisarios decidieron investigar esta infracción por la que se esperaba que el germano fuera incluso excluido de la clasificación debido a su gravedad, pero finalmente Vettel solo recibió una reprimenda y una multa de 25.000 euros por dañar material perteneciente a la FIA.

Según el comunicado lanzado por el órgano de gobierno, Vettel paró el motor de su Ferrari para realizar el pesaje, aunque no lo hizo en el momento esperado según el procedimiento establecido. Al obtenerse un peso, se cumplieron los requisitos que figuran en la normativa, aunque a esta justificación le siguió una ristra de infracciones realizadas por el alemán.

Los comisarios dirigen a los pilotos hacia la báscula para que el procedimiento de pesaje se complete de forma segura y ordenada, además de evitar dañar el instrumental. Vettel no paró el motor del monoplaza cuando el oficial de la FIA le guio hacia la báscula, además de golpear un cono colocado para que los pilotos no pasen directamente a la báscula. Vettel obligó al oficial a retirarse mientras se dirigía hacia la báscula y entonces paró el motor.

Una vez se registró el peso, Vettel no esperó a que los oficiales empujaran el coche para bajar de la báscula. Aunque los comisarios consideraron que pudo haber un malentendido a la hora de recibir las indicaciones del oficial, Vettel encendió el motor y bajó de la báscula por sí mismo, lo cual no forma parte del procedimiento ya que puede dañar el material, cosa que ocurrió en esta situación.

Los comisarios señalan que el procedimiento establecido tiene como objetivo prevenir dañar la báscula o evitar situaciones potencialmente peligrosas, exactamente lo que pasó con Vettel. A pesar de toda esta serie de infracciones, Vettel se libró de lo que pudo ser una sanción importante al poner en peligro a oficiales y destrozar material del órgano de gobierno en un nuevo capítulo de decisiones incomprensibles por parte de la FIA.

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE DEPORTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: