Vuelta al trabajo, sacarle el máximo partido

Vuelta al trabajo, sacarle el máximo partido

Finalizan las vacaciones, el gran reto es la vuelta al trabajo, como máxima expresión de volver a la rutina.

¿El trabajo puede convertirse en un aliado que ayude a retomar las rutinas? Por supuesto que sí ¿En qué sentido?

En primer lugar, despojando la palabra rutina del carácter negativo que se le ha atribuido socialmente, cuenta también con una acepción muy positiva , pues nos da seguridad y oportunidad de poner nuestra inteligencia al servicio de otros intereses.

En la vida cotidiana hay muchas rutinas que aportan felicidad a nuestras vidas y otras tantas que aunque en primera instancia sólo aporten bienestar, están contribuyendo a nuestra percepción subjetiva de felicidad.

Por ejemplo, lavarse los dientes es una rutina de bienestar invisibilizada, es decir, la importancia y el valor que tiene queda tapado por lo cotidiano. ¿Qué le sucedería a tu salud si, solamente por un año, abandonaras esta rutina?

 

 

Tenemos otras rutinas que además de bienestar aportan Felicidad, aunque logísticamente sea complejo llevarlas a término o simplemente generan cansancio y eso les minimiza el gran valor que aportan a nuestras vidas, por ejemplo, las extraescolares de los hijos, hacer las compras de suministro del hogar, limpiar la casa.

Aunque todas y cada una de esas rutinas guarda muchos agradecimientos a la vida, recogemos a nuestros hijos en el colegio porque están escolarizados, tenemos recursos suficientes para abastecer a nuestra familia, incluso recursos para caprichos, aunque sea tedioso acudir semanalmente al supermercado, limpiamos nuestro hogar porque tenemos un espacio privado en el que guarecernos, descansar, expresar nuestra intimidad, proteger y cuidar a la familia, tenemos un nido.

Además de volver a desempolvar todos los agradecimientos que merecen una vida cotidiana llena de rutinas que son algo más que tareas y obligaciones porque también son la expresión de nuestra calidad de vida, de la concatenación de múltiples variables que simbolizan nuestra fortuna, además de ello, la vuelta al trabajo, puede ser el mayor símbolo de todas, dado que el desarrollo de nuestra vida laboral es una fuente de destrezas, capacidades y recursos que si trasladamos a la vida privada, la hacen, no solamente más fácil, sino más armoniosa, equilibrada, consciente y por tanto, más feliz.

 

 

Algunas rutinas asociadas al trabajo que llevadas a la vida privada, contribuyen a una vida más feliz:

  • Disciplina, aunque un día te sientas mal físicamente o sin ganas de acudir a tu trabajo, tu sentido de la responsabilidad te motiva a ir y vas.
  • Trasladar esta disciplina a algunos de tus deseos personales, como aprender inglés, ir al gimnasio, practicar deporte en fin de semana, asistir a clases de temáticas que siempre te gustaron ( pintura, teatro, historia, manualidades … etc). Es más fácil y cotidiano no asistir a un compromiso personal basado en el deseo que al trabajo.
    ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo trasladar la disciplina? Una respuesta plausible es, al trabajo estoy obligada a ir, por eso voy. Respuesta que en gran parte es refutable, en todo caso la pregunta más interesante es ¿Solo aplicas disciplina a aquellos aspectos de tu vida en que sientes obligación?
    ¿Cómo gestionas la libertad si es la obligación tu fuente de motivación? ¿Sabes manejarte en otros aspectos de la vida más sustentados en libertad que en obligación? ¿Sabes asumir responsabilidades desde la libertad?
  • Gestión del cambio. En los últimos años, muchas empresas han promocionado la flexibilidad horaria, el teletrabajo y la valoración por resultados, dando libertad en la ejecución del proceso. Si la responsabilidad en el cumplimiento está basada en la creencia de que es por obligación que se acude al trabajo, ya está identificado una gran área para tu autodescubrimiento en cómo gestionas los cambios en tu vida.
  • Comunicación Asertiva. En la convivencia rutinaria del trabajo se dan pequeños conflictos conversacionales. Procurar ponerse en el lugar del otro, comprender su punto de vista, los motivos que causaron una actuación, reflexionar antes de comunicar, son recursos que olvidamos en ocasiones, en la vida privada, alegando razones como la confianza o peligrosas predicciones de que se puede herir más porque hay más posibilidad de curar esas heridas. ¿Cuál es el motivo por el que todo ese proceso asertivo que hemos desarrollado para las rutinas laborales no se traslade a las rutinas familiares? Una respuesta posible sería, por mis compañeros de trabajo no siento amor y por mi familia, sí. El amor lo cura todo. ¿El hecho de amar a tus familiares es el motivo de tener una comunicación menos asertiva y por tanto más conflictiva? Una respuesta sincera a esta cuestión puede ser muy reveladora para ti.

Si al volver al trabajo se realiza una observación, identificación y reflexión acerca de nuestro comportamiento rutinario, trasladándolo a la vida privada, esta puede ser muy enriquecedora.

Necesitamos rutinas, nos dan seguridad y permiten expandir nuestros pensamientos a nuevas áreas de exploración desde la curiosidad y el disfrute.

Aprovecha la vuelta al trabajo para retomar la positividad de la palabra y para trasladar los aprendizajes de tus rutinas del trabajo a otras áreas importantes para ti.

Para diseñarte una vida rutinaria llena de momentos especiales.

 

 

Alicia Aradilla es socióloga, experta en neurolingüística. Existen muchos caminos para el desarrollo personal, pero el más rápido y accesible es a través de la toma de conciencia de las palabras. Ellas son la clave de nuestras creencias, valores y comportamientos. Ellas son las columnas de nuestra identidad. Ellas son el primer paso de nuestros pensamientos y actos. El lenguaje es nuestra gran diferencia como especie.

Profesional de reconocido prestigio que ofrece sus conocimientos académicos, experiencia personal y empresarial para acompañar a personas y organizaciones en la decisión y atrevimiento de generar Felicidad mediante su lenguaje. Alicia es además autora del libro “Las palabras que nos habitan” (Ed. Uno. Barcelona 2016) y Creadora y Directora del proyecto CLES “Club de Lectura Empresarial Sociológico “Suéñate“. Desde 2015 hasta la actualidad.

Imágenes: Pinterest

FUENTE MEJORES SITIOS WEB DE BELLEZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: